Allá por 1990 el puerto pesquero de Armintza comenzó a escribir una historia de amor entre la música de raíz jamaicana y la Euskadi más tropical, creando esta plataforma para los grupos vascos que por aquel entonces comenzaban a explorar estos géneros musicales y que actualmente cuenta con la participación de artistas de nivel internacional.

Las fiestas del Carmen de aquel verano marcaron el punto de partida para uno de los proyectos culturales más importantes de la costa bizkaina, Potato, Kannabis y Yassa fueron las bandas encargadas de hacer bailar al público en esa primera edición.

Quizá nadie fue consciente en ese momento de hasta donde llegaría el fenómeno Txapel Reggae. 25 años después, en una época donde las grandes marcas comerciales patrocinan los múltiples macrofestivales al aire libre, es curioso ver cómo en un pueblo tan pequeño, todos sus habitantes colaboran desinteresadamente de un modo u otro en la organización de esta velada musical, consiguiendo atraer a tanta gente.

Esta noche de reggae, no sólo es único por su enclave pesquero, sino también por el hecho de ser un festival abierto, plural y de acceso gratuito en el que todo aquel que lo desee es bienvenido a conocer y disfrutar de una velada inolvidable.